BIENVENIDOS AL PORTAL DEL TEMPLO EL MONTE DE LOS OLIVOS

Quienes Somos
Secciones
Actividades
Contacto
Testimonios
Galería Fotos
Visitas y Chat
        :Inicio:
Le invitamos a que escuche nuestro programa radial que se transmite todos los sábados de 2:00-4:00 p.m en el 99.7 FM “Amor y verdad”.
            

 ¿CUÁL ES TU FUNDAMENTO?    

 
             
              El deseo de Dios al crear al hombre y a la mujer era que ambos 

      formaran una familia en amor, respeto, unidad y santidad para
      andar en su presencia, caminando a la luz de su Palabra.
 
 

                 
 

     
       
                       

 

Veamos lo que dice la Escritura cuando, para formar un hogar, ponemos cimientos fuertes o débiles.
 


   Cualquiera,  pues (usted y yo),  que me oye
   estas palabras,  y LAS HACE (las aplica),  le
   compararé a un hombre (esposo y padre)
   prudente,  que edificó su casa (su familia y
   matrimonio)  sobre la roca (Cristo). Descendió
   lluvia (problemas),  y vinieron ríos
   (tribulaciones),  y soplaron vientos
   (destrucción),  y golpearon (las fuerzas
   satánicas) contra aquella casa (su familia y la
   mía);  y no cayó (permaneció con el pasar de
   los años),  porque estaba fundada (establecida,
   arraigada, firme) sobre la roca (Cristo y su
   Palabra).



  Pero cualquiera que me oye estas palabras y
  NO LAS HACE,  le compararé a un hombre
  insensato (indiferente y sin Cristo), que edificó
  su casa sobre la arena (los preceptos
  mundanos de la sociedad de hoy sin Dios); y
  descendió lluvia,  y vinieron ríos, y soplaron
  vientos (todo tipo de enseñanza anticristiana), 
  y dieron con ímpetu (el diablo y sus demonios)
  contra aquella casa (familia sin Cristo); y cayó
  (se derrumbó, se acabó la vida matrimonial), y
  fue grande su ruina (divorcio, separación
  conyugal e hijos afectados).




     Con la multiplicación de la maldad, es triste ver cómo se disuelven los hogares en el
    mundo y como sufren por la desintegración familiar; pero lo más triste es ver que esta
    destrucción está afectando también al pueblo de Dios y su iglesia, puesto que hemos
    dejado de hacer la voluntad de Dios.



      VIVIENDO A LA LUZ DE SU PALABRA.



   Dios dejó estipulado en su Palabra sus reglas, mandamientos y preceptos, para que
   todas las familias puedan recibir de lo alto lo que Él ha prometido.
"Pero sed hacedores
   de la palabra,  y no tan solamente oidores,
engañándoos a vosotros mismos"
Stg. 1:22.

    Dios nos ha dejado claro lo que tenemos que hacer para que tengamos una vida
    espiritual abundante. Deuteronomio.11:18
           

     a. En el corazón: Nuestros sentimientos como padres deben ser impregnados de la
       Palabra de Dios.
En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti.
       Salmos 119:11
  1. En el alma: Es la mente donde todas nuestras decisiones deben ser guiadas por la Palabra. Dame entendimiento, y guardaré tu ley, y la cumpliré de todo corazón.
    Salmos 119: 34
  1. Atándolas como señal en vuestra mano: Nuestra autoridad divina y todo lo que hacemos debe estar impregnado de las normas, valores y principios de la Palabra de Dios.Todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia,  porque a Cristo el Señor servís.Colosenses 3:23-24
       d. Y serán como frontales en vuestros ojos: Nuestros ojos espirituales deben estar puestos
        en Cristo, para que nuestros proyectos y objetivos estén de acuerdo a su guía y
        perfecta voluntad.
Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual
       por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se
       sentó a la diestra del trono de Dios. Hebreos 12:2
    Tenemos que empezar por nosotros, como padres, para después poder  transmitirlo
 
    a nuestros hijos
  • Deber hacia los hijos. Enseñar con el ejemplo, es uno de los recursos más infalibles para lograr que la familia ande en el camino de Dios. Deuteronomio.11:19-20
  • Cuando te sientes en tu casa: Debemos de buscar un tiempo de adoración y
    enseñanza de la Palabra de Dios en casa, con toda la familia (Esposo, esposa, hijos) y obtendremos su promesa: Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa; tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa. Salmos 128:3.
  • Cuando te acuestes: Orar con ellos antes de dormir, porque muchas veces se libran batallas espirituales o Dios nos muestra su voluntad. Bendeciré a Jehová que me aconseja; aun en las noches me enseña mi conciencia. Salmos 16:7
  • Cuando te levantes. Es una maravillosa experiencia empezar el día teniendo un encuentro con Dios, para poner en sus manos todas las actividades y nos guíe en las actividades diarias. Yo amo a los que me aman,  y  me hallan los que temprano me buscan. Pr. 8:17

  • Y las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas. (Mezuzá: llegó a designa el pergamino que contenía algunos versículos, el cual se fijaba en los postes y dinteles      de la casa del judío fiel). Es la porción bíblica que les recuerda alguna enseñanza, y    en estos tiempos podemos hacer o comprar cuadros con alguna porción bíblica.


    LA BENDICIÓN DE DIOS

   Dios siempre está dispuesto a cumplir las promesas que nos dado, Él es fiel y su
   Palabra nunca faltará, si somos obedientes a su voz.
Para que sean vuestros días, y los
   días de vuestros hijos, tan numerosos sobre la tierra que Jehová juró a vuestros padres
   que les había de dar, como los días de los cielos sobre la tierraDeuteronomio 11:21


     Necesitamos volver nuestro corazón a Dios, como padres, confesando nuestra falta al
   no fundar nuestro hogar en Cristo y actuemos conforme a
su Palabra, para que
   nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos alcancen la
bendición de Dios; y la promesa  
   de Dios se cumpla: La generación de los
rectos será bendita.













 


Juan Álvarez 338
Tezontepec, 62250, Morelos, México
Tel.- 01 777 313 9773

Mail: general@elmontedelosolivos.org
Mail Radio: restaurandovidas@elmontedelosolivos.org